Free Shipping
  • EUSKEL ANTIQVA Le Legs musical du Pays Basque
  • EUSKEL ANTIQVA Le Legs musical du Pays Basque
Shop > CD
EUSKEL ANTIQVA Le Legs musical du Pays Basque
17,00
+ coste de envio
Info

Referencia: AVSA9910

  • ENRIKE SOLINÍS

Euskal Herria, término que identifica al pueblo que posee el euskera como lengua propia. Nosotros, en cambio, hemos preferido utilizar “Euskel” a diferencia del convencional “Euskal” ya que el hecho de aparecer de esa manera en el manuscrito del siglo XVI de Juan Pérez de Lazarraga, nos invita a pensar en cierta medida, cómo las palabras varían a lo largo del tiempo y a pesar de ello el fondo al que refieren, en este caso al pueblo que tiene una lengua común sobre la que se vertebra un mundo socio cultural particular, sigue siendo siempre el mismo.

Descripción

Euskal Herria, término que identifica al pueblo que posee el euskera como lengua propia. Nosotros, en cambio, hemos preferido utilizar “Euskel” a diferencia del convencional “Euskal” ya que el hecho de aparecer de esa manera en el manuscrito del siglo XVI de Juan Pérez de Lazarraga, nos invita a pensar en cierta medida, cómo las palabras varían a lo largo del tiempo y a pesar de ello el fondo al que refieren, en este caso al pueblo que tiene una lengua común sobre la que se vertebra un mundo socio cultural particular, sigue siendo siempre el mismo.
El arte vasco, rico como ningún otro en influencias, nos ha legado sobre todo mucha música popular. Es un pueblo eminentemente musical, y es esta, una de las razones por las que la música antigua se plantea como uno de los medios más valiosos para trasladar el legado vasco al mundo. Un mundo de etiquetas peyorativas que tan injustamente no ha sabido clasificar a muchos pueblos de gran calado cultural, alejados de la marabunta universal clasificatoria. Esta nueva ventana al mundo de la cultura que se hace llamar “música antigua” recoge las músicas y literaturas de otras épocas, dejando entrever muchas veces cómo el estrato culto y el popular convivieron en gran medida y evidenciando, eso sí, que la música llamada antigua es hija natural de la música popular. La amplitud y variedad del cancionero vasco, y de las expresiones artísticas como la literatura, la danza, la pintura o el bertsolarismo, además cómo no de la propia música culta, choca de frente con su escasa presencia en determinados círculos artísticos a los que merecería pertenecer. La cultura vasca desde siempre ha sido pionera en el arte, a pesar de lo que muchos han pensado. En el terreno musical, por ejemplo, ya en el siglo XIV puso su granito de arena en el desarrollo de la notación musical, y es cierta la existencia de grandes compositores ya en el Renacimiento como Antxieta o Bizkargi entre otros. En la literatura la existencia de una lírica euskaldun variada y renacentista (Etxepare, Lazarraga, Leizarraga) es poco conocida pero no por eso irreal.
El compromiso que en Euskal Barrokensemble tenemos con nosotros mismos y con nuestra cultura nos lleva a intentar presentar una visión de Euskel Herria cosmopolita, ligada al mundo, un pueblo conformado en muchas épocas por musulmanes, judíos, cristianos… cuyo reflejo en la lengua y el arte es evidente y situado en el centro de la gran vía del arte en Europa que fue el Camino de Santiago. Un pueblo de singularidades evidentes como el de poseer uno de los idiomas más inclasificables y antiguos del mundo, unos instrumentos musicales tan semejantes y diferentes a la vez a los de los pueblos que lo rodean, y que desarrolló su arte desde un principio en la misma medida que los vecinos que lo rodeaban, esa es la imagen que queremos trasladar de nuestra cultura. Un arte vasco vinculado a las corrientes europeas en boga en otros tiempos, muchas veces adelantada a su tiempo y muchas otras adormecida en su propio y natural ostracismo. Una cultura que en el Renacimiento todavía vivía sin digerir un cristianismo de última hora que chocaba de frente con su modus vivendi y sus creencias ancestrales. Un pueblo con unas expresiones artísticas, que a pesar de tener en la tradición oral su máximo exponente, no puede dejar de valorar las muchas muestras de cultura escrita que posee, tanto en lo literario como en lo musical. Vivir en la cultura vasca supone disfrutar de la maravilla del arte vasco, disfrutar de todas sus aristas y recovecos y saber además caminar por el mundo disfrutando y aprendiendo de otras culturas, mezclándonos con ellas.
No podemos dejar pasar por alto el esfuerzo que han realizado todos los artistas que han tomado parte en este proyecto, evidentemente no podría haberse realizado sin su talento y esfuerzo personal. Desde Euskal Barrokensemble nos sentimos abrumados por la entrega e ilusión que cada artista ha depositado en él. Un arte totalmente altruista y volcado en la búsqueda de nuestra propia felicidad. Eskerrik asko.

Eskerrak:
Tolosako San Blas ermitako Izaskun, Klarita eta konpainiari.
Amama, aitite, amona eta Kontxiri.
Kristina Martija, Patri Urkizu, Jon Bagües, Eresbil, Etxepare Institutu eta Eusko Jaurlaritzari.
Eta beraien laguntzari esker lan hau posible egin duten guztiei.

ENRIKE SOLINÍS y MIREN ZEBERIO