Free Shipping
  • G.F. HAENDEL Water Music-Music for The Royal Fireworks
  • G.F. HAENDEL Water Music-Music for The Royal Fireworks
Shop > SACD
G.F. HAENDEL Water Music-Music for The Royal Fireworks
15,00
+ coste de envio
Info

Referencia: AVSA9860

    • Jordi Savall
    • Le Concert des Nations

El 26 de Septiembre de 1714, sólo seis días después de haber desembarcado en Greenwich, el rey escuchó un Te Deum de Haendel, y ese mismo año honra con su presencia una representación de su opera Rinaldo. Es posible que Haendel hubiera caído en desgracia, pero evidentemente no podía decirse lo mismo de su música. En cuanto al único paseo real sobre el agua con música de Haendel del que tenemos noticia, no tuvo lugar hasta el 17 de Julio de 1717. A este respecto disponemos de tres testimonios contemporáneos. Los dos primeros provienen de periódicos ingleses. The political State of Great Britain de 1717 explica que “el miércoles 17 de Julio, por la noche, el rey […] fue por agua hasta Chelsea, y tenía para distraerse una excelente música organizada par el conde Kilmanseck […]A las tres de la madrugada, volvió por agua hasta Whitehall, y de allí al palacio de St. James”. El Daily Courant del 19 de Julio precisa en particular que “la Musica, compuesta por 50 instrumentos de todo tipo, tocó durante todo el trayecto de Lambeth […] a Chelsea unas sinfonías de las más bellas que puedan imaginarse, escritas especialmente para la ocasión por M. Haendel, y que Su Majestad apreció tanto que las hizo ejecutar tres veces durante el trayecto de ida y vuelta”. El tercer testimonio, el más interesante, es un informe del embajador de Prusia en Londres, Friedrich Bonet. En él explica que el barón Kilmanseck (Johann Adolf, barón von Kilmansegg), que ya había protegido a Haendel en Hannover, organizó las festividades del 17 de Julio de 1717 corriendo personalmente con los gastos, y que sólo los músicos le costaron ya 150 libras. El informe de Bonet especifica asimismo la composición de la orquesta (trompetas, trompas, oboes, fagots, flautas traveseras, flautas dulces, violines y bajo, sin cantantes), y añade que la música era “del celebre Haendel”, nacido en Halle y principal compositor de la corte de Su Majestad.

Información adicional
Intèrprets

Le Concert des NationsManfredo Kraemer concertinoDirection: Jordi Savall

Llista de Temes

WATER MUSIC (1717)Suite I (ré majeur et sol majeur/mineur) 20’031. Prélude * 2’152. Menuet I* 1’433. Menuet II 2’264. Rigaudon I 1’045. Rigaudon II* 1’246. Menuet I 0’557. Menuet II* 1’108. Gigue I* 0’309. Gigue II* 1’1110. Bourrée 1’0311. Lentement 2’1312. Alla Hornpipe 4’03Suite II (fa majeur) 30’4013. Ouverture 3’2414. Adagio e staccato 2’0615. Allegro* 2’2316. Andante, allegro 4’4717. Menuet* 3’2418. Air 2’5319. Bourrée 1’4520. Hornpipe 2’2821. Aria* 3’4122. Menuet 3’45* Mouvement sans titre dans la partition originaleMUSIC FOR THE ROYAL FIREWORKS (1749) 23’0523. Ouverture: Adagio 4’0924. Allegro – Lentement – Allegro 5’3925. Bourrée 1’5426. La paix : Largo alla Siciliana 3’1927. La Rejouissance : Allegro 3’5228. Menuet I (ré majeur) 1’5029. Menuet II (ré mineur) 1’2130. Menuet [Da Capo] 0’58

Informació

Château de Cardona (Catalunya) Mars, 1993

Categoria

Catálogo completo, Heritage

Descripción

La Water Music (Música Acuática) fue durante mucho tiempo la obra instrumental más popular de Haendel, pero no disponemos ni de manuscrito autógrafo, ni de primera edición auténtica refrendada por el autor. La anécdota que se refiere a la composición de una obra de este mismo nombre figura en todas las memorias.

Haendel, director de música del elector de Hannover, había obtenido de este último, en 1712, permiso para ir a Inglaterra, con la condición de no quedarse allí demasiado tiempo. Sin embargo, Haendel todavía seguía allí en 1714, cuando el elector se convierte en el rey Jorge I de Inglaterra. Según John Mainwaring, autor de las “Memorias sobre la vida del difunto George Frederic Haendel” (1760), el compositor habría evitado todo contacto con el nuevo soberano hasta el 22 de Agosto de 1715, día en el que, con ocasión de una procesión real sobre el Támesis, habría hecho ejecutar una composición nueva, que gustara inevitablemente al rey, para obtener así un perdón inmediato.

Se trata (por lo menos en parte) de una leyenda. El 26 de Septiembre de 1714, sólo seis días después de haber desembarcado en Greenwich, el rey escuchó un Te Deum de Haendel, y ese mismo año honra con su presencia una representación de su opera Rinaldo. Es posible que Haendel hubiera caído en desgracia, pero evidentemente no podía decirse lo mismo de su música. En cuanto al único paseo real sobre el agua con música de Haendel del que tenemos noticia, no tuvo lugar hasta el 17 de Julio de 1717. A este respecto disponemos de tres testimonios contemporáneos. Los dos primeros provienen de periódicos ingleses. The political State of Great Britain de 1717 explica que “el miércoles 17 de Julio, por la noche, el rey […] fue por agua hasta Chelsea, y tenía para distraerse una excelente música organizada par el conde Kilmanseck […]A las tres de la madrugada, volvió por agua hasta Whitehall, y de allí al palacio de St. James”. El Daily Courant del 19 de Julio precisa en particular que “la Musica, compuesta por 50 instrumentos de todo tipo, tocó durante todo el trayecto de Lambeth […] a Chelsea unas sinfonías de las más bellas que puedan imaginarse, escritas especialmente para la ocasión por M. Haendel, y que Su Majestad apreció tanto que las hizo ejecutar tres veces durante el trayecto de ida y vuelta”. El tercer testimonio, el más interesante, es un informe del embajador de Prusia en Londres, Friedrich Bonet. En él explica que el barón Kilmanseck (Johann Adolf, barón von Kilmansegg), que ya había protegido a Haendel en Hannover, organizó las festividades del 17 de Julio de 1717 corriendo personalmente con los gastos, y que sólo los músicos le costaron ya 150 libras. El informe de Bonet especifica asimismo la composición de la orquesta (trompetas, trompas, oboes, fagots, flautas traveseras, flautas dulces, violines y bajo, sin cantantes), y añade que la música era “del celebre Haendel”, nacido en Halle y principal compositor de la corte de Su Majestad.

No sabemos si el 17 de Julio de 1717 se escucharon todas las piezas que están hoy en día reunidas bajo el nombre de Water Music, o solamente algunas de ellas. El 26 de Abril de 1736, víspera del matrimonio del príncipe de Gales (el rey era entonces Jorge II), tuvo lugar otro paseo real sobre el Támesis, pero si se interpretó en esa ocasión música de Haendel, y era un extracto de lo que llamamos Water Music, en todo caso no fue compuesto en esa fecha. Según la disposición que se adopte, las piezas son entre veinte y veintidós, repartidas en tres suites instrumentadas de maneras distintas: suites en fa para dos oboes, fagot, 2 trompas, cuerdas y bajo; suite en re para 2 oboes, fagot, 2 trompetas, 2 trompas, cuerdas y bajo; suite en sol para flauta dulce, flauta travesera, cuerdas y bajo. No parece lógico fechar estas suites respectivamente en los años 1715, 1717 y 1736; lo más probable es que sean las tres de 1717. Podemos suponer que las suites en fa y re, dominadas la una por las trompas y la otra por las trompetas, reverberaron sobre el agua, es decir al aire libre, mientras que la suite en sol, más íntima, se escuchó con ocasión de una cena ofrecida por el Rey en Chelsea, en la residencia de lord Ranelagh. En cuanto al orden de las piezas dentro de cada suite, solo podemos hacer conjeturas.

Los Minuetos aparecieron en una antología titulada “Una colección general de minuetos”. La primera edición de la “celebre Water Music”, publicada por Walsh hacia 1732-1733, no contaba con más de diez piezas, es decir aproximadamente la mitad, que provenían de las tres suites. Otras ediciones siguieron rápidamente, así como múltiples arreglos para las más diversas combinaciones, entre las cuales una reducción para orquesta fue la de Samuel Arnold (1788).

Hasta mediados del siglo XX, se interpretó la Water Music principalmente según los arreglos de sir Hamilton Harty. Desde entonces, la musicología ha permitido distinguir con precisión las tres suites, y por otra parte localizar la orquestación original. Aún así el orden de las piezas no es fijo, y es totalmente lícito hacer que las tres suites se interpenetren. Jordi Savall, por su parte, ha dispuesto el conjunto en dos suites, una de ellas centrada en las suites en re y en sol, la otra en la suite en fa.

En cualquier caso, no podemos dejar de admirar hasta que punto Haendel demuestra sus cualidades de músico internacional: solida base germánica, formación italiana, asimilación del gusto francés y de la tradición inglesa.

El pretexto para la Music for the Royal Fireworks (Música para los Reales Fuegos de Artificio) fue la paz de Aquisgrán, que puso fin en 1748 a la guerra de Sucesión de Austria, que había enfrentado, entre otras, a Inglaterra y Austria con Francia y Prusia. EI rey Jorge II, que no era especialmente guerrero, ordenó que se celebrara el acontecimiento con grandes festividades coronadas por inmensos fuegos artificiales, que surgirían de una gigantesca “maquina” de madera construida en Hyde Park por Giovanni Niccolò Servandoni. Esta maquina de 410 pies de largo por 114 pies de alto se acabó de construir el 26 de Abril de 1749, la víspera del día previsto para los fuegos artificiales. La música se le encargó a Haendel, y se construyó para los músicos una galería elevada, por encima de una estatua de la Paz rodeada por sendas estatuas de Marte y de Neptuno, así como un bajorrelieve que representaba a Jorge II ofreciéndole la paz a Britannia. Lo dominaba todo un sol que, el día de la celebración ardió en llamas en lugar de encenderse, alumbrando Hyde Park (Green Park) como en pleno día.

Jorge II solo quería instrumentos con carácter militar, mientras que Haendel concebía más bien una obra para cuerdas y viento. El compositor no cedió hasta el último momento. EI 21 de Abril, ofreció en Vauxhall Gardens un ensayo general público con una orquesta de viento y timbales (y quizás cuerdas) que contaba, según los periódicos, con cien músicos. Asistieron doce mil personas y la circulación sobre el famoso puente de Londres se bloqueó durante tres horas. Toda esta gente acudió únicamente por Haendel, puesto que ese día no había ni fuegos artificiales, ni construcción de madera, ni estatuas alegóricas o de cualquier otro tipo. El autógrafo de Haendel indica 24 oboes, 12 fagots, 9 trompetas, 9 trompas, 3 pares de timbales, un contrafagot y un serpentón, pero es posible que el 27 de Abril de 1749 dirigiera un conjunto todavía más extenso. La ceremonia estuvo plagada de incidentes, y sólo la salvó del desastre la música de Haendel. Durante el incendio, Servandoni alzó su espada contra un funcionario real. Fue desarmado y pasó la noche en el calabozo.

Un mes más tarde, el 27 de Mayo, Haendel interpretó la Music for the Royal Fireworks en beneficio del Foundling Hospital (Hospicio) de Londres, y sabemos que para esta ocasión volvió a su concepto original con cuerdas.

Consta de cinco partes: una Obertura (de la que existen otras versiones probablemente posteriores), una Bourrée, una Siciliana titulada “la Paz” (con partes virtuosas para trompa), una pieza llamada “el Regocijo” que debía tocarse tres veces (por las trompetas, las maderas y las cuerdas, por trompas y maderas, y finalmente por todos los instrumentos), y para terminar dos Minuetos (el Minueto I volvía a tocarse después del Minueto II).

MARC VIGNAL
Traducción: Viviana Narotzky

Relacionado

Productos